Un nutritivo crustáceo

NKO     Un gramo de Aceite de krill Neptune (NKO) está compuesto por:

• Compuesto de fosfolípidos y omega-3: 400 mg.
• Ácidos grasos omega-3: 300 mg. (de ellos, 150 mg. EPA y 90 mg. DHA).
• Ácidos grasos omega-6: 20 mg.
• Ácidos grasos omega-9 (ácido oleico): 70 mg.
• Astaxantina esterificada: 1,5 mg.
• Vitamina A: 100 IU.
• Vitamina E: 0,5 IU.
• Un flavonoide todavía sin nombre.
• El aceite de krill NKO no contiene grasas trans, metales pesados, dioxinas y pesticidas.


Los beneficios que aporta el krill residen en la sinergia entre sus componentes, que lo convierte en un complemento dietético beneficioso para problemas de salud tan dispares como el síndrome premenstrual, la hipercolesterolemia o el dolor de articulaciones. De hecho, es el único aceite marino que combina ácidos grasos omega-3, fosfolípidos y antioxidantes, tres sustancias fundamentales para que el organismo humano pueda funcionar correctamente y mantener o recuperar la salud. El aceite de krill es una fuente alimentaria muy alta en proteínas y baja en grasas, de las cuales destacan los ácidos grasos omega-3.


Sinergia Krill

Ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA):

    La deficiencia de ácidos grasos esenciales omega-3 en la dieta de la mayoría de la población está empezando a ser alarmante y es posible que esté contribuyendo de una forma silenciosa a la manifestación y agravamiento de muchas enfermedades inflamatorias, degenerativas, mentales, cardiovasculares, etc. En el cuerpo humano es necesario un equilibrio entre ácidos grasos omega-3 y omega-6. Con la alimentación se ingieren demasiados ácidos grasos omega-6, lo que puede repercutir en la salud. El aceite de krill ayuda a corregir ese desequilibrio por ser una extraordinaria fuente de ácidos grasos omega-3. Los ácidos grasos omega-3 cumplen una importante función en varios procesos orgánicos, entre ellos la regulación de la fluidez de la sangre, del nivel de los triglicéridos y del colesterol, de las respuestas inflamatorias e inmunitarias y de las funciones del cerebro y del sistema nervioso central.
Hay evidencias científicas que permiten afirmar que el consumo de omega-3 reduce la hipertensión arterial, reduce los niveles de triglicéridos en sangre y previene enfermedades cardiovasculares. Los dos principales ácidos grasos omega-3, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA) están presentes especialmente en pescados como el salmón, el bonito o la caballa, etc., y en el aceite de krill, excelente fuente de EPA y DHA. Un gramo de este aceite contiene 300 mg. de ácidos grasos omega-3 de los que 150 son de EPA, especialmente importante para el funcionamiento del sistema inmune, y 90 de DHA, importante para la adecuada actividad cerebral. Además el aceite de krill contiene también ácidos grasos omega-6 y omega-9 (oleico).
El aceite de krill contiene la proporción ideal de ácidos grasos esenciales: quince partes de omega-3, una parte de omega-6 y seis partes de omega-9.

Perlas de Krill

Fosfolípidos

    Las células del cuerpo necesitan fosfolípidos, pues son los componentes principales de su membrana e intervienen en múltiples procesos. El aceite de krill aporta fosfatidilcolina, fosfatidilinositol y fosfatidiletanolamina. Estos nutrientes juegan un papel muy importante en el buen funcionamiento del corazón, músculos, memoria, estado de ánimo y sueño. Además, el organismo absorbe y utiliza mejor las moléculas de los omega-3 al ir unidas a los fosfolípidos.


Antioxidantes

    Además, el aceite de krill, contiene vitaminas A y E, un flavonoide "novel" (los científicos lo llaman así hasta que se le asigne un nombre) y sobre todo la Astaxantina, el pigmento responsable del color rojo-anaranjado del krill, resultando una combinacion de antioxidantes muy potente. La Astaxantina es un carotenoide producido por el plancton y por diversos tipos de algas, que son ingeridos por el krill; éste, almacena el pigmento en su cubierta, dando lugar a su color rojizo externo.
Los expertos afirman que la mayor parte de los efectos antioxidantes de este aceite son producidos por este carotenoide al que, de hecho, se considera más potente que el betacaroteno, la luteína o el licopeno. Se utilizó la prueba ORAC (Oxygen Radical Absorbance Capacity), para comparar el aceite de krill NKO con otros antioxidantes conocidos. El test arrojó resultados espectaculares, pues según esta prueba, la capacidad antioxidante de este aceite es 300 veces mayor que el de las vitaminas A y E, y 48 veces superior al de los aceites de otros pescados.


ORAC


Estudios recientes concluyen que:

• Articulaciones: tras solo una semana se reduce el dolor en un 24%, la rigidez disminuye en un 22% y la flexibilidad aumenta en un 16%.

• Colesterol: en 12 semanas la colesterina se reduce en un 13%, el LDL (colesterol malo) un 32%, los triglicéridos un 11% y el HDL (colesterol bueno) aumenta un 44%.

• Síndrome premenstrual: después de 3 meses la irritabilidad se reduce en un 47%, la depresión un 40%, la retención de líquidos en un 37% y los dolores abdominales un 33%. Además, muchos de los participantes en los estudios realizados, concluyeron que después de consumir aceite de krill NKO, su piel parecía más resplandeciente, su cabello y uñas tenían mejor aspecto, su energía había aumentado y su capacidad de concentración también.


Beneficios Krill


En resumen...

Cuerpo Humano • Antiinflamatorio y antioxidante.
• Mejora la salud cardiovascular.
• Mejora la concentración, memoria y aprendizaje.
• Mantiene las articulaciones saludables.
• Estabiliza los niveles de glucosa.
• Contrarresta los efectos del envejecimiento.
• Ayuda al funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso.
• Protege las membranas celulares.
• Reduce el colesterol y el nivel de lípidos de la sangre.
• Contribuye a un buen funcionamiento de los distintos órganos y tejidos.
• Mejora los períodos menstruales dolorosos y los síntomas premenstruales.
• Optimiza el sistema inmune.
• Regula el estado de ánimo.
• Mejora la salud de la piel.
• Mejora la hipertrofia benigna de próstata y la andropausia.
• Previene los daños provocados por los radicales libres.
• Mejora la salud en general y la sensación de energía y bienestar.


Hay que tener en cuenta que antes de consumir aceite de krill se debe consultar al médico en los siguientes casos: embarazo, lactancia, alergía al marisco, si se sufren hemorragias y si se siguen terapias con dosis altas de anticoagulantes. Las personas con diabetes no deben tomar más de 2 gramos al día. Se debe dejar de tomar aceite de Krill dos semanas antes y después de una operación quirúrgica.





La información contenida en esta web tiene un caracter informativo y/o divulgativo. No puede ser considerada en ningún caso como sustitutiva de la prescripción, diagnóstico o tratamiento médico. Si tiene cualquier enfermedad o dolencia le recomendamos que consulte con un profesional de la salud (médico, naturópata, dietista, fitoterapeuta... ).



Diseño y programación web: Copyright © 2008 Miguel Fernandez Mosquera
Grupo Elbazarnatural - Todos los derechos reservados.